domingo, 20 de agosto de 2017

Ezequiel Zamora... ¿Heroe o Villano ?

 “Pueblo que ignora su historia se extravía”.
Germán Carrera Damas:
Aviso a los historiadores críticos.
Caracas: Ediciones GE,1995,p.425

Son las 10:00am del  24 de enero de 1848. En la sede del Congreso de Venezuela en Caracas se desarrolla el  enjuiciamiento al presidente de la República José Tadeo Monagas   por hechos violatorios a la constitución # Se le acusaba de haber ejercido facultades extraordinarias ilegalmente, emplear la fuerza armada sin consentimiento del Consejo de Gobierno y de haber ejercido la administración de país forma corrupta. Esto trajo como resultado una fuerte diferencia  política entre el gobierno del presidente  José Tadeo Monagas, y sus opositores, liderados por el General Páez, Prócer de la Independencia y Ex Presidente de la republica.-

Mientras que se desarrollaba la sesión del congreso un grupo de turbas aliadas al gobierno están en la calle Intentando violentamente entrar al recinto del parlamento, lanzando piedras y gritando “muerte  a los godos –así llamaban a los opositores- y viva a los liberales”, como resultado son  repelidos por la guardia, iniciando un  enfrentamiento.
Durante este episodio de la historia llamado “Asalto al Congreso Nacional de 1848”, resultó herido el diputado maracayero  Santos Michelena, quien muere posteriormente por la herida, además son asesinados 3 diputados opositores al gobierno.
Monagas, alertado por los hechos en curso, se presenta a caballo acompañado por el general Santiago Mariño y sus fuerzas militares para restablecer el orden.
Después de los hechos el poder Legislativo y el Judicial pierden su independencia y se someten a la voluntad del presidente de la república, desde entonces sirvieron de instrumento complaciente al personalismo entronizado en el poder convirtiéndose en instituciones subordinadas a la voluntad del ejecutivo.
Este decisión del gobierno tuvo como  resultado:  un país que se levanta en protestas y  manifestaciones  en contra del presidente y su gobierno. Páez y un grupo de ciudadanos lideresa un levantamiento civil para retornar el orden constitucional.
Y, Zamora nuestro epónimo ¿dónde estaba en todo esto?
2 años antes de este evento,  en 1846 Ezequiel Zamora  estaba trabajando de manera honesta como pulpero en Villa de Cura, la puerta de los llanos venezolanos, entre sus labores propias de comerciante, atender a su  novia del campo, asistía a bautizos domingueros y las galleras. Se alternaba el tiempo leyendo el periódico El Venezolano, órgano vocero del partido de gobierno, el  “partido liberal”, y “el trabuco” un periódico algo más conspirador.
Con ánimos de prosperar – como todo hombre común y corriente- Zamora se convierte en unos de los personajes más  “acomodados” del lugar, con trabajadores en su negocio y hasta sirvientes.
Dice el historiador, Adolfo Rodríguez,  “Zamora se hacía seguir por “la gente sencilla e ignorante” a quienes les leía  los panfletos del partido de gobierno, asistía a las asambleas comunitarias, se juntaba con los enemigos políticos de Páez y su discurso era de revolución y asesinatos de los Godos, hacendados y blancos.”, pero su deseo más profundo era pertenecer a esa clase que más  lo despreciaba
Zamora se lanza a candidato local para ser elector ante los comicios presidenciales de 1846,  buscando liderazgo,  enamora a sus posibles votantes, hombres y mujeres humildes y campesinos, regalándoles comida y como un giro a su apariencia se deja el bigote que lo caracterizó he inmortalizó en los retratos que hoy conocemos, pero lamentablemente para él, es anulada su candidatura,….XXXX esto lo enardeció. La tensión en el país entre los bandos del gobierno y sus opositores estaba fuera de control, la economía desbastada y como es de costumbre la gente más humilde, los trabajadores, el pueblo,  son los que más sufren, Zamora airado por su derrota forzada y  ante tal estado de cosas, el 7 de septiembre de 1846 encabezó un levantamiento en la localidad de Guambra acá en el Estado Aragua; bajo la consigna de «tierra y hombres libres», inicia un  movimiento que reclamó el respeto al campesino, la justa distribución de la riqueza y la expulsión de los «godos» de los puestos de poder. Al mando de un ejército campesino, el caudillo comenzó a ser llamado «General del Pueblo Soberano», meses después fue capturado por el Gobierno y enjuiciado a muerte y luego es perdonada su vida por el presidente, otorgándole 10 años de prisión.
Dos años después volvemos a 1848, el presidente Monagas luego del grave incidente del asalto al Congreso que les relate al inicio de este disertación y estando en conocimiento que Zamora se había escapado de prisión,  ve en él una pieza clave para sus intenciones políticas,  es convocado y  enviado a Villa de Cura a organizar un batallón de milicias para aplastar los alzamientos civiles por el descontento de las decisiones del gobierno.  Como los hechos propios de las dinámicas históricas son casi acrobacias impredecibles, este joven comerciante quien era lo contrario al  típico combatiente venezolano del siglo XIX, participa en la proclamación de la “Federación”, que era una manera de designar una fórmula política cuyo contenido no lo entendían las  masas populares, pero como hoy sucede , ante al GRITO de revolución muchos lo siguen  sin entender cuál es el verdadero camino ni el destino final .
Teniendo las ideas políticas poco claras, porque era un hombre poco culto (apenas hizo estudios de primaria), pudiésemos asomar la idea de que Zamora arropaba un ideario socialista utópico que se puede resumir en las icónicas frases: “Tierras y hombres Libres”, “Elección Popular”  “Horror a la Oligarquía”“Mueran los ricos y los blancos”  además dicen los historiadores que “Sus compañeros de armas tenían el propósito de llegar hasta Caracas para “matar a todos los que supieran leer y escribir”.
Para que tengamos una idea de lo que vivieron los hacendados, blancos y letrados de la época: José María Ávila dueño de haciendas de Caracas el  3 de mayo de 1859 en medio de la guerra Federal dice: “Las cosas andan malísimas en esta desgraciada tierra, en un grado eminente. Ceferino está huyendo a Valencia hace tiempo con otros Hacendados, porque el cuchillo anda por esos lugares jugando garrote. Algunos propietarios han sido sacrificados, de manera que las haciendas están abandonados, y sabe Dios cual sea nuestra suerte si Dios no nos ve con misericordia”.
----------------------------------------
Señala el Historiador Guillermo Morón – Miembro de número de la ACADEMIA NACIONAL DE HISTORIA DE VENEZUELA: “Zamora pasaba por un pueblo y lo incendiaba. Eso lo hizo en varias comunidades del estado Barinas”.
Nuestro personaje de hoy, el CAUDILLO LIBERAL EZEQUIEL ZAMORA nació el 1 de febrero de 1817 en Cua, Estado Miranda, era hijo de “Blancos de orilla”, el estrato social con mas resentimiento de la época colonial, ya que eran marginados por sus hermanos los blancos criollos  , no permitiéndoseles lograr sus sueños en unas tierras que para entonces eran de españoles. Ese sentimiento aun después de la independencia y de la muerte de Bolívar parecía que seguía igual . Señala el historidor Calzadilla Arreaza : Los Zamora pertenecieron a una clase subalterna heredada de la colonia denominada “blancos de orilla”, sin riquezas, ni sangre de abolengo, blancos pero plebeyos por tanto siempre fueron subestimados por los Godos, o amos del Valle, por confundirlos con los pardos.”
Después de su alzamiento 1846 y hasta 1859 el llamado "General del Pueblo Soberano"   libraría campañas contra los alzamientos que no dejaban de sucederse en todo el país y, de esta forma, alcanzaría rangos en la escala militar,  su más conocida batalla es la de Santa Inés en 1859.
 Señala el historiador Adolfo Rodríguez “Veinte días después de la victoria de Santa Inés una bala atravesó su cabeza y murió. En pleno curso de la Guerra Federal, durante las acciones preliminares para la toma de la plaza de San Carlos, el 10 de enero de 1860 recibe un balazo en la cabeza que le causó la muerte”
Y que paso con nuestro personaje?  ¿Quién Mato a Zamora?
La poca certeza que existe sobre este hecho permitió el surgimiento de teorías que buscaban darle un sentido al suceso, como es bien natural. Unos y otros intentaron basarse en la lógica y, más comúnmente, en las intenciones políticas que nutrían cada rumor. Unos dicen que fue un francotirador opositor y otros dicen que fue una conspiración de los líderes del partido de gobierno, lo cierto es que murió de una sola bala que llego a su cabeza. 
Como lo dijo el Escritor-Filosofo y Profesor de la Universidad de los Andes Perez Lopresti  “¿Trascendió la frase necrófila junto a su perfecta estética y su abominable ética? A veces pienso que esas voces de horror necesariamente tienden a volcarse contra quien las invoca.”, fin de la cita o diciendo de otra manera… Quien a hierro mata, hierro muere.
Quizás el Historiador y miembro de número de la Academia Nacional de Historia de Venezuela Elias Pino Iturrieta pueda ayudarnos a entender un poco más y generar nuestra propia teoría.
 El historiador dijo en el año  2009 que Zamora era un  “acomodado propietario”, que utilizó su poder para la corrupción y otros desmanes. Sigue  Pino Iturrieta. “Es verdad que Zamora dirigió un levantamiento campesino y propuso el reparto de las tierras al principio de su vida política. “Pero también es cierto que después olvidó las consignas libertarias para casarse bien casado –se casó con la hija del presidente Falcón- y tener haciendas, para pulirse en el seno de la mejor sociedad, para disfrutar del sudor de sus esclavos y para ser pilar de la dictadura de José Tadeo Monagas, una de las más lamentables  del siglo XIX.” Fin de la cita
---------------
Si, Grito Igualdad, grito libertad, grito equidad pero al parecer su vida quedo atrapada como consecuencia de sus actos, en algunas de las muchas lecturas que hice de él, leí que al final de sus días, lo único que quería era descansar y disfrutar de su esposa y de sus propiedades… pero futuros bachilleres NO SE PUEDE PACTAR CON LA MUERTE Y QUEDAR ILESO DE SU RECLAMO POSTERIOR.
Cuando hace muchos años fui dirigente de Los Scouts de Venezuela, al llegar un joven como muchos de ustedes a mi TROPA yo les decía AQUÍ EN ESTE GRUPO el FUERTE PROTEGE AL DEBIL DE VERDAD VERDAD. Trate de practicar la consigna que yo mismo figurativamente gritaba, sin violar los privilegios de otros a no ser que fuera  por el desprendimiento voluntario.
Jóvenes COHERENCIA, CONGRUENCIA, es el mensaje de este día. Que nuestra vida sea lo más parecido a nuestro discurso. Si vamos a ser Amarillos, que nuestra vida sea amarilla, si vamos a ser azules o rojos, que nuestra vida sea cónsona con nuestros ideales.
Como se explica,  que levantemos la bandera del reparto equitativo de riquezas con una mano, y con la otra tengamos un rolex de 29000 $, o como podemos predicar por el mundo entero que en Venezuela no tenemos Crisis de alimentos y con la misma sentarnos en la mesa de uno de los restaurantes más costosos de EEUU.
Te invito a buscar la congruencia en tu vida, que lo que prediques sea lo que practiques, así serás transparente y la vida te devolverá lo que sembraste.
Una persona congruente es aquella que vive según sus valores. Lo contrario para mi es aquella persona que contradice con su acción su pensamiento.
Recuerda siempre, No es GRITAR LIBERTAD, E IGUALDAD, es GRITAR Y PRACTICARLA y más aún LUCHAR para que tu grito se escuche, sin vulnerar los derechos de los otros.
Recuerden muchachos: “Pueblo que ignora su historia se extravía”. Germán Carrera Damas, yo sigo aquí  orgulloso de ser fuente primaria de la Historia.

Muchas Gracias 

No hay comentarios:

5 rasgos de las personas emocionalmente inmaduras

Por. Edith Sánchez Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publica...