lunes, 31 de agosto de 2015

El primer demonio del desarrollo llamado introyectos ¿Qué son los introyectos?

La introyección es un mecanismo neurótico mediante el cual incorporamos
dentro de nosotros mismos, patrones, actitudes, modos de actuar
y pensar que no son verdaderamente nuestros.
Fritz Perls


Los introyectos son aquellas ideas, creencias o valores que las personas se tragan sin masticar,ideas o creencias que se aprendieron a temprana edad y que provienen de una persona emocionalmente significativa para el infante: alguno de los padres, abuelos, tíos, profesores o cualquier otra persona a la que el niño consideraba unaautoridad moral.
Al crecer, es una idea o creencia tan arraigada que es muy difícil de poder identificar y por tal razón, difícil de cuestionar y transformar. Pensamos que es auténticamente nuestra, sin tener consciencia de que esa “verdad” es de otra persona u otro contexto y que, muchas veces, ya no nos es útil o incluso puede resultar dañina e impedirnos un sano desarrollo.

Inconscientemente sentimos que, si cuestionamos, confrontamos o transformamos esa idea estamos siendo desleales y traicionamos a alguien querido y significativo en nuestras vidas.

Un ejemplo al que recurro con cierta frecuencia y que deja muy en claro el asunto de los introyectos es el de la pareja joven donde el marido le pregunta a su esposapor qué siempre corta los dos extremos a carne antes de cocinarla, aunque esté estén perfectos dichos trozos. La esposa le responde sin el menor empacho:

– Pues porque así es la receta y si no la sigues al pie de la letra, no queda bien el platillo.

Esta respuesta no le satisface a él, pero ella insiste en que su madre siempre la preparó así. El marido acude con la suegra y le hace la misma pregunta:

– Suegra, ¿me puede usted explicar por qué le cortan los dos extremos a la carne para cocinarla y los desechan cuando están en perfecto estado? Y la suegra da la misma respuesta que su hija:

– Así es como lo preparaba la abuela desde que yo tenía uso de razón, por lo tanto, así es como debe prepararse para que quede bien. Al ver la expresión poco convencida de su yerno, la suegra agrega: Ya sabes como es esto de la cocina, hay ciertos secretos que no sabemos porqué son, pero por lo mismo se tienen que seguir para que todo salga a pie de boca.  

Afortunadamente para todos, la abuela todavía estaba con vida y, a petición del marido, la joven pareja va a visitarla para preguntarle la razón de que se corten los extremos de la carne.  La abuela los mira y sonriendo les dice:

– Bueno, en mi época, cuando preparaba esa receta, mi horno era demasiado pequeño y no cabía el recipiente grande, por lo tanto usaba uno más pequeño y tenía que cortar también la carne para que cupiera. 

Así pasa con los introyectos. Aunque en algún momento, cuando se generó una creencia, pudo ser verdadera o lógica, al paso del tiempo, cuando se va transmitiendo de manera verbal o bien, a través del modelaje, como en el ejemplo de arriba, las personas asumen que las cosas son así simplemente porque así, sin preocuparse por cuestionarlas por absurdas o perjudiciales que sean dichas ideas.

“No todos los introyectos son nocivos para la persona, sin embargo, en terapia solemos desvelar los conceptos que le duelen al paciente y que ha interiorizado. Éstos son los que no están beneficiando el buen desarrollo.

Parte de la terapia Gestalt se dedica a localizar estos introyectos, de manera que el paciente pueda ver el mapa que lo ha guiado en su vida. Una vez tiene los patrones a la vista, puede observar cómo le han afectado y decidir si desea seguir aceptándolos o, por el contrario, quiere crear una nueva forma de vida.”

Mónica Montejano R.

Algunos ejemplos de introyectos, dentro de un número infinito de ellos, pueden ser: 
  • Si los hombres ayudan en las labores de la casa se vuelven homosexuales.
  • No es bueno ser vulnerable, hay que ser fuertes para enfrentar la vida.
  • No hay que enojarse y siempre hay que perdonar a los demás.
  • Las mujeres son inferiores a los hombres.
  • Todos los hombres son insensibles, mentirosos y abusadores.
  • Nunca se debe cuestionar a la autoridad.
  • A la gente buena le va bien y la gente mala al final recibe su merecido.
  • Los homosexuales son personas perturbadas o enfermas.



No hay comentarios:

Viviendo en los límites: Laura Perls. Cómo educar a los niños para la paz

Cuando hablamos de “la agresividad” la mayoría de la gente entiende el deseo de atacar, de destruir, de matar. Por lo tanto la censuran. ...