miércoles, 3 de enero de 2018

Viviendo en los límites: Laura Perls. Cómo educar a los niños para la paz

Cuando hablamos de “la agresividad” la mayoría de la gente entiende el deseo de atacar, de destruir, de matar. Por lo tanto la censuran. Nuestra civilización tiende a suprimir este instinto que parece tan peligroso.
Un niño pequeño es un pequeño salvaje, un animal sin domesticar, cuyo comportamiento obedece al principio del placer y que no piensa en las exigencias de la realidad. Por su parte, los adultos responden a cualquier señal abierta de agresividad por parte del niño con desaprobación. Los padres intentan realizar su ideal de ciudadano modelo-que ellos mismos no consiguen ser- en sus niños. Se le dice al niño que sea afable, obediente, respetuoso. Para conseguir el objetivo se suele apelar al miedo que siente el niño ante la posibilidad de tener problemas o a que le castiguen, o a su deseo de ser querido.
Si examinamos a la gente que ha sido educada de esta forma durante siglos, tenemos que reconocer que los resultados decepcionan. Sigue habiendo guerra, a pesar de nuestros ideales religiosos y humanitarios.
La agresividad de los niños pequeños les causa muchas molestias e irritación a los adultos. La ven como algo indeseable e intentan quebrar la voluntad del niño. Pero corren el peligro de inhibir no sólo la “mala conducta” del niño, los llantos y gritos, los mordiscos y rabietas, el que arañe, rasgue y rompa las cosas, sino que pueden reprimir también su curiosidad. La curiosidad y la agresividad física del niño son muy molestas para los adultos. Satisfacerlas requiere tanto tiempo y tanta paciencia…. Incluso requieren que los padres reconozcan su propia ignorancia de conocimientos, lo cual, perjudica su posición de autoridad. Pero la curiosidad es indispensable para el desarrollo intelectual del niño, para el desarrollo de su capacidad, para aprender, estudiar y entender a la gente. Inhibir la agresividad del niño por completo si no produce estupidez, sí da como resultado una inhibición seria de las facultades intelectuales, y le imposibilita para razonar de una forma crítica. Aunque esto dentro de la familia puede parecer una ventaja: el niño no debe cuestionar a los adultos, debe hacer lo que le manden, debe creer lo que le enseñen, DEBE ACEPTAR EN VEZ DE CRITICAR. Metafóricamente hablando, el niño ha sido obligado a tragar muchas cosas sin que le permitieran ni morder, ni masticar, ni digerirlas. La capacidad de pensar, de criticar, de entender- que son la forma de asimilar los alimentos intelectuales- son manifestaciones del mismo instinto agresivo. La experiencia demuestra que inhibir una de estas funciones afecta profundamente a las otras y viceversa.

Las consecuencias de nuestra educación tradicional son desastrosas.

Las personas a las que se les educa para la obediencia ciega se convierten fácilmente en víctimas de cualquiera que asuma el mando. Puesto que no han desarrollado su capacidad crítica, tienen pocas posibilidades de entender la situación social o política y de actuar de acuerdo con su propia intuición y juicio.
En los países altamente civilizados observamos que mientras el individuo medio no desarrolla su capacidad para la agresividad casi nada, sino que, es más bien comedido y formal, incluso que tiene miedo a los problemas y complicaciones, la comunidad, en cambio, desarrolla sus medios de agresión hasta niveles aterradores. Cada vez usas armamentos más sofisticados…Es como si la agresividad reprimida de los individuos se hubiese acumulado para formar algo que va más allá de los individuos y que tuviera que encontrar una salida a la fuerza.
A menudo la energía agresiva reprimida desemboca en dos fenómenos muy poco deseados: la neurosis y la delincuencia. Estos dos fenómenos aparecen de fondo en el militarismo y en el fascismo. La agresividad reprimida durante mucho tiempo sale a borbotones, no ha existido la posibilidad de transformarla. El permiso que se otorga durante la guerra para cometer actos que, bajo circunstancias normales, atraerían sobre el individuo la censura, deshace, aniquila las inhibiciones de la agresividad desarrolladas durante la primera parte de la infancia. Y la persona o el sistema que otorga este permiso ocupa el lugar de la autoridad de los primeros años de la infancia: padre, madre, profesores …. Y a esta autoridad que deshace las inhibiciones se la acepta sin reservas, es acogida como a un libertador y un salvador, es el padre bueno y la fijación que se crea puede seria igual de fuerte o incluso mayor que las fijaciones de los primeros años de la infancia.
LA AGRESIVIDAD que no es solamente una fuerza destructiva, sino que es la fuerza que impulsa todas nuestras actividades y sin la cual no conseguiríamos hacer nada. No sólo nos hace atacar sino que también hace que nos enfrentemos con las cosas difíciles de la vida; no sólo destruye sino que construye, no sólo nos hace robar y hurtar, sino que también impulsa nuestros intentos de conseguir y de conservar las cosas a las que tenemos derecho. Es indispensable para el ser humano, tenemos que utilizarla, desarrollarla y convertirla en una herramienta útil para organizar nuestras vidas. No debemos ponerle trabas a las primeras señales de la agresividad del niño pequeño, sino que debemos estimularla y ofrecer un apoyo adecuado. Desde el momento en que empiezan a salirle dientes al niño, quiere morder. Necesita alimentos sólidos y juguetes. Más tarde los juguetes deben convertirse en algo con lo que el niño pueda trabajar: cubos de construcción, arena, arcilla, papel, lápices de colores … Se deben estimular las capacidades creativas y constructivas del niño. Sirven de poco los juguetes que se pueden romper o destruir sin convertirse en la materia prima para nuevas actividades.
Las madres y los padres deben estimular la actividad mental del niño desde el principio. A los niños se les debe permitir descubrir las cosas, aunque esto suponga que de vez en cuando tengan que romper una muñeca para descubrir lo que lleva dentro. Se debe responder con la mayor franqueza posible a las preguntas de los niños. Su curiosidad es el mejor medio que posee para acumular conocimientos y experiencia. Si se le hace sentir que es demasiado pequeño, muy joven como para entenderlas cosas y lo único que hace es estorbar a los adultos cuando están trabajando o divirtiéndose no será capaz de deshacerse de este sentimiento de inferioridad cuando sea adulto.
En cambio un niño que no ha reprimido su agresividad, sino que ha aprendido a utilizarla y a encauzarla, podrá participar en la vida social y política de una forma inteligente.
------------------------

Estatua: El Come Niños de Suiza y La Biblia

A continuación les voy a compartir el misterio de la estatua de Berna, en Suiza. Y ademas deseo citar unos textos biblicos que vienen al caso, sobre el asunto de los asesinatos de ninos por parte del pueblo de Israel cuando hizo asociacion con otros pueblos vecinos que adoraban a los demonios y les pedian favores a estos demonios como salud, poder, ganar guerras para expansion de tierras etc.. y pues el precio que los demonios pedian era sangre, sexo, ninos en sacrificio etc. 

De pie en medio de Berna, Suiza, es el Kindlifresser, o "Come Niños". La imponente estatua tiene un bebé medio metido en la boca y se lleva un saco lleno de tres otros bebes alarmados sobre su hombro, presumiblemente para una merienda después. 

Fue creado en 1545-1546 por Hans Gieng en lugar de una fuente de madera del siglo 15. El nombre original de la nueva fuente era Platzbrunnen (Lugar Fuente); el nombre actual fue utilizado por primera vez en 1666. 

Kindli es un diminutivo alemán Suiza para la palabra alemana Kind, que significa niño. Una traducción literal del nombre Kindlifresserbrunnen por lo tanto, sería "Fuente del Devorador de Little Children". 

Algunos pasajes bíblicos incluso aseguran que las descendencias humanas fueron manipualdos geneticamente por los demonios. 

Genesis 6:2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 
6:4 Había entonces gigantes en la tierra en aquellos días.. 
6:5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal... 
Tomado de:  https://www.taringa.net/posts/offtopic/18422654/El-Come-Ninos-de-Suiza-y-La-Biblia.html
http://blog.centrodefabula.com/viviendo-en-los-limites-laura-perls-como-educar-a-los-ninos-para-la-paz/

domingo, 31 de diciembre de 2017

Ritual Gestaltico para este Fin de Año 2017

Ritual gestáltico de fin de año Este ejercicio lo puedes hacer de manera individual,  o bien, como un “ritual de grupo” con tus amigos o con tu familia. Abajo te explico las opciones ¡Que lo disfrutes! 1. Cuál fue tu mayor pasión del año. 2. Cuál fue tu mayor éxito. 3. Lo que más disfrutaste en el año. 4. Lo más inesperado de este año. 5. Tu mayor aprendizaje en este año. 6. Tu mayor crecimiento en este año. 7. Lo que le dio mayor sentido a este año fue. 8. El proyecto que lograste llevar a cabo. 9. El o los encuentros personales más significativos. 10. Las experiencias más divertidas del año. 11. Lo que te hizo más feliz y que quisieras volver a repetir. 12. El viaje que más te gustó de este año (o salida). 13. El nombre que le darías a este año sería (un título). 14. Haz una metáfora de lo que fue este año para ti (como un remolino, como un viaje de aventuras, etc.) 15. Tu principal propósito para el próximo año. 16. Lo que más deseas del próximo año es. 17. Al final del próximo año te quieres sentir. 18. Lo que le dará mayor sentido al próximo año será. 19. Qué deseas alcanzar en el área del amor. 20. Cuál es tu mayor propósito en el área familiar. 21. Qué esperas alcanzar en el área laboral o escolar. 22. Qué esperas alcanzar en el área personal. 23. ¿Cuál será el mayor reto del próximo año? ----------- #Gestalt #LuisFernandoFernandezGomez

Una publicación compartida de Guillermo Marconi Larez (@gmarconil33) el

martes, 26 de diciembre de 2017

FORO CHAT


MI HIJO SE MASTURBA, ¿QUE PODEMOS HACER?
La pregunta que se hacen  todos los padres de hijos (as) adolescentes con cierta edad seguramente será: "Entonces, ¿mi hijo se masturba?". Seguramente la respuesta es sí, como todos los adolescentes del mundo. Si no, miremos las evidencias, ¿has notado que sospechosamente el historial del computador se borra solo? ¿Tarda más de lo habitual en bañarse? ¿Has encontrado alguna revista o página sospechosa? Entonces no hay duda…tu hijo (a) se masturba… ante esto…
¿Qué podemos hacer?,
¿es “mala” esta práctica?
¿Debemos hablar con el (ella)?
¿Es natural?

Abordando este tema desde la SEXOLOGIA y LA EDUCACION y para dar respuesta a todas estas preguntas el Miércoles 03 de Enero de 2018, realizare junto con mi colega Chiquinquirá Caldera un FORO CHAT vía Whatsapp entre 8 y 9 pm, solo cancelando 5000,00 Bs  vía Transferencia o  Pago Móvil.
.
Al Confirmar el pago, te agregaremos  a un CHAT donde será presentando el tema.
---------------------
Si estas interesado déjame tu correo  en este POST, o escríbenos a: gmarconil.sexologia@gmail.com.
-----------------------
Te esperamos, solo 30 cupos

lunes, 18 de diciembre de 2017

Foro CHAT ¿Cuáles SON LOS RIESGOS DEL SEXTING?

Foro CHAT ¿Cuáles SON LOS RIESGOS DEL SEXTING?

El Sexting se ha convertido en un fenómeno actual, pues es practicado por el 40% de la población, en su gran mayoría niños y adolescentes. Aunque se manifiestan ciertas diferencias por género en la recepción y envío de mensajes de contenido sexual, por lo general se perciben bastantes semejanzas entre Venezuela y los demás países de América Latina.

Esta práctica que para tus hijos es “DIVERTIDA" tiene una gran cantidad de Riesgos asociados a Delitos.

¿Tiene tu hijo(a) un celular o una computadora con acceso a Internet?... Entonces el potencialmente practica SEXTING o ha pensado participar. 

1. ¿Sabes que es el SEXTING?
2. ¿Cuáles son sus Causas y Consecuencias
3. ¿CUALES SON LOS Peligrosos RIESGOS ASOCIADOS
4. ¿Que debes hacer para minimizarlos?

Los invito a participar en el foro chat  ¿Cuáles son los Riesgos de practicar el Sexting? aquí podrás disipar todas las dudas que tengas acerca del tema y la práctica en niños y adolescentes, si eres padre, madre, representante, docente, abuelo, tío o simplemente tienes vinculo como adulto significativo de un niño o adolescentes,  también puedes estar en este chat.

Por ahora solo Venezuela ♥ totalmente online via WhatsApp ;) solo tener un teléfono inteligente y la aplicación..

Dirigido por: 

Guillermo Marconi Larez.
Lcdo. Educación
MCs Orientación de la Conducta
MCs Sexología
MCs en Educación Virtual
Especialista en Derechos Humanos
Facilitador de Procesos Gestálticos y  de Desarrollo Humano – Coach

》》fecha:20/12/17 8pm
》》costo: 5 mil bsf. 》》 Inscripciones: escribe a gmarconil.sexologia@gmail.com, ||||||| o Inscríbete por el 04243732107

Pasos:
·         Transfiere a la Cuenta Banesco  0134-0276-19-2763030142 a nombre de Guillermo Marconi CI 9674607 o por Pago Móvil al teléfono: 04145882552 Banco Banesco
·     Envía al correo o al teléfono 04243732107 una captura de Pantalla o el comprobante indicando Nombre y el Teléfono que tenga WhatsApp
·         La Inscripción será hasta el Miércoles 20 a las 3:00pm.
·         Serás agregado a un Grupo de CHAT el Miércoles a las 6:00pm
·         A las 8pm comenzara el Chat
·         Te enviaremos al ser agregado las normas de participación
·         IMPORTANTE: Debes tener un Equipo Celular con WhatsApp,  Internet y Espacio de almacenamiento
·         El Chat dura 40 minutos y 20 minutos de preguntas y respuestas


Sexting, una práctica de riesgo

Sexting, una práctica de riesgo
Jorge Flores Fernández - Febrero 2011


¿Qué puede llevar a un adolescente a enviar una imagen de alto contenido sexual de sí mismo a su pareja o a alguien con quien quiere flirtear usando el teléfono móvil? Esto es lo que nos preguntamos quienes estamos pendientes de una relación saludable de los menores con las tecnologías. Esto es ¿qué lleva a los chavales y chavalas de hoy en día a practicar el sexting en su forma más común?

Según el Estudio sobre seguridad y privacidad en el uso de los servicios móviles españoles, realizado en colaboración por el Observatorio INTECO y Orange y publicado en 2010, en España 8 de cada 10 adolescentes de 15 a 16 años posee su propio teléfono móvil, con el que la mayoría (más del 88%) hace fotografías, que envía a otras personas (48,2%) y publica en Internet (20,8%).
Ampliando este enfoque a la franja de edad de 10 a 16 años, la posesión de un terminal de telefonía móvil se da en 2 de cada 3 menores españoles. La investigación realizada en este Estudio indica además que el 4% de los chicos de esta franja de edad dice haber utilizado su teléfono para hacerse a sí mismo fotos o vídeos en una postura provocativa (no necesariamente desnudos ni eróticas). Y el porcentaje asciende al doble (8,1%) en el caso de los que declaran haber recibido estos contenidos de chicos o chicas conocidos.
Por tanto, que este fenómeno existe es una realidad constatable que, además, no es exclusiva de los menores de edad. Personas famosas también lo han hecho y se trata de un fenómeno tan global como la propia Red. ¿Es una moda, es un accidente, es una consecuencia de los tiempos que vivimos? ¿Por qué lo hacen?
La respuesta no es fácil ya que es una práctica reciente sobre el que no hay grandes estudios por lo que nos queda la especulación guiada por la observación. Y especulando… pueden confluir una o varios de estos factores:
1) Creen que una imagen en un terminal móvil está segura y no son capaces de proyectar, de imaginar, las variadas formas en que esa imagen puede salir del dispositivo. Un robo, un error, una broma, un extravío… o la voluntad de su propietario.
2) Confían plenamente en la discreción, sino el amor eterno profesado, por parte del destinatario del envío. Carecen de experiencia vital suficiente que les invite a pensar en que las cosas, en la vida, cambian por muy diversos factores.
3) Sienten cierta presión de grupo que les lleva a ganar notoriedad y aceptación en este contexto, el digital, tan importante para ellos. Este factor, añadido a la plenitud hormonal, puede generar combinaciones poco recomendables.
4) Las influencias y modelos sociales distan del recato. La exhibición de relaciones sexuales o desnudos por personas no profesionales, comunes, abundan en la Red. Si pueden ver a cualquier persona anónima en su intimidad a través de la Red, no parece tan grave que uno aparezca de esta guisa. El “desnudeo” es algo común, hasta cierto punto normalizado.
5) Desconocen las consecuencias que para su vida puede llegar a tener el hecho de que esa imagen comprometida sea de dominio público.
6) La natural falta de percepción del riesgo que acompaña a la adolescencia y el espíritu transgresor desencadenan ciertos desafíos. En algunos casos resulta simplemente divertido, en otros, sirve para coquetear o dar otro contenido a una relación.
Sea como fuere, el resultado de esta práctica puede generar serios problemas que van desde la pérdida de la privacidad y la merma de la imagen y el propio honor hasta la victimización en el marco de una espiral de ciberbullying.
Precisamente con el objetivo de dar a conocer al público el fenómeno del sexting y prevenir sobre los riesgos que puede implicar, INTECO y PantallasAmigas han presentado conjuntamente la “Guía sobre adolescencia y sexting: qué es y cómo prevenirlo”. En esta guía, menores y adultos pueden encontrar una serie de consejos y recomendaciones para identificar y minimizar los efectos negativos que puede tener el sexting. Además, la guía ofrece unas pautas de actuación en caso de incidencia y facilita una serie de enlaces de interés, donde el lector podrá encontrar información adicional sobre el fenómeno.
Publicado por Jorge Flores Sigue al director de PantallasAmigas en Twitter previamente en el Blog del Observatorio de la Seguridad de Inteco.

sábado, 16 de diciembre de 2017

Vacaciones: tiempo de vacío fértil


El silencio no es la ausencia de sonido, sino un deslizamiento de la atención hacia los sonidos que le hablan al alma” Thomas Moore
Todas nuestras actividades siguen un ciclo, tienen un inicio y un fin. Por ejemplo, imaginad que alguien siente hambre, toma consciencia de esa necesidad, se levanta y va hacia la nevera para buscar algo de comer, come hasta que se siente saciado y luego vuelve a su estado de reposo. Ahora imaginad que esa persona simplemente no pudiera sentirse saciado y no parara de comer. Es difícil pensar que eso sería algo saludable: por mucho que esa persona hubiese empezado disfrutando de la comida muy pronto empezaría a sentir náuseas y malestar. Esto es lo que en terapia gestalt se llama ciclo de contacto-retirada o ciclo de la experiencia. Toda nuestra vida es un contínuo ir y venir en ese ciclo en que la exitación-contacto se asociaría con cualquier forma de actividad o trabajo y la retirada con el reposo y el descanso.
Las vacaciones son el periodo que supuestamente dedicamos a descansar de la actividad del año. La palabra vacaciones proviene del latín vacatio (vacío). Tomando el origen etimológico de la palabra podemos pensar en las vacaciones como un tiempo para vaciarse. Curiosamente, en español no existe ninguna acepción positiva para referirnos al vacío en el contexto de las emociones: decimos “me siento vacío” cuando en realidad deberíamos decir me siento carente de sentido o de propósito de vida, hablamos de vacío para referirnos a un vacío existencial. Ese estado, al que nos referimos en gestalt como vacío estéril, nos resulta desagradable, sentimos angustia o dolor y nos sentimos impulsados a huir hacia delante, a llenarlo con lo que sea: con actividad frenética, con consumismo, con relaciones superficiales, incluso con la música que nos acompaña a todas partes no para ser escuchada sino para no escucharnos a nosotros mismos. Es el vacío que sentimos en el parapadeo existencial que se da en el momento de reposo entre dos ciclos de contacto, y es el mismo al que nos aboca la vida cada vez que perdemos algo que amamos: la muerte de un ser querido, el final de un trabajo o una relación, etc. Nos pasamos la vida intentando huir de ese vacío existencial. En esa huída frenética no paramos de llenarnos de síntomas (angustia, compulsividad, adicciones, obsesiones, problemas de sueño, etc.) y estrechamos nuestra percepción hasta tal punto que ya no somos capaces de escuchar el mensaje que se esconde detrás del vacío. Tememos escucharlo porque tememos lo que nos pueda decir: nos da miedo sentir disgusto ante quienes somos y hacia dónde estamos dirigiendo nuestra vida. Retomando la cita con la que empezaba el artículo dejamos de prestar atención a “los sonidos que le hablan al alma”.
Escuchar esos sonidos en el silencio implica estar presentes, sin tratar de planificar cada día sino dejándonos estar en ese vacio. Atravesar la angustia que podemos sentir al no hacer nada y no pretender cambiar esa sensación, no hacer ningún esfuerzo por llenar ese espacio en blanco. Sólo así podremos llegar a permitir que nuestros deseos más genuinos emerjan momento a momento, y llegar a esa otra forma de vacío que es el vacío fértil, donde podemos ver aparecer en nosotros emociones que desconocíamos, nuevas posibilidades, caminos inexplorados en nuestra vida, etc.
Reflexionar acerca del vacío nos puede servir para tomar consciencia acerca de como cada uno se plantea ese espacio de supuesto descanso que son las vacaciones. Seguramente nos daremos cuenta de que a menudo nos planteamos las vacaciones como un espacio por llenar, intentar hacer algo productivo con nuestro tiempo libre: leer todos los libros que no pudimos leer, hacer todo lo que postergamos durante el año, viajar sin tiempo recorriendo lugares sólo para poder poner una señal en el mapa, preparar proyectos para el próximo año, etc. El riesgo al que nos enfrentamos entonces es a seguir llenando hasta el agotamiento ese vaso que está a punto de ser colmado y al final del camino terminar dándonos cuenta de que tratando de aprovechar nuestro tiempo hemos terminando desaprovechando nuestra vida.
Necesitamos vaciarnos, recorrer del todo ese ciclo de contacto – retirada y permitir que el vacío se haga en nuestra vida. Porque es estando en el vacío como podemos aclarar nuestro campo de visión y permitir que aquello que emerja ante nosotros sea lo que verdaderamente nos importa: un proyecto de vida en el que realmente podemos sentirnos involucrados, un nuevo camino o una nueva perspectiva acerca de nuestros problemas. Finalmente también es en el vacío dónde los afectos se hacen más claros y dónde podemos volver a encontrarnos y compartir nuestro tiempo con las personas que queremos y que nos acompañan en la vida a menudo casi sin que nos demos cuenta, muchas veces apartados a un lado o postergados por las urgencias del día a día.
¡Felices vacaciones!

viernes, 8 de diciembre de 2017

5 rasgos de las personas emocionalmente inmaduras

Por. Edith Sánchez
Escritora y periodista colombiana. Ganadora de varios premios de crónica y de gestión cultural. Algunas de sus publicaciones son "Inventario de asombros", "Humor Cautivo" y "Un duro, aproximaciones a la vida".
Las cuestiones de madurez e inmadurez tienen mucho de mito. Las personas no admiten que se les instale en una sola casilla, ni que se les adjudiquen una única etiqueta. Cada uno de nosotros es un crisol en el que se entremezclan distintas formas de concienciaSomos ignorantes y sabios, niños y ancianos, infantiles y concienzudos. Todo al mismo tiempo, aunque dependiendo del momento alguna característica destaque más que el resto.
La inmadurez emocional podría definirse como una condición en la que las personas no han renunciado a los deseos o fantasías de la infancia. Deseos y fantasías que tienen que ver con que el mundo gire en torno a sí, o que la realidad se doblegue en función de lo que quieren. Así mismo, la madurez emocional podría definirse como un estado de fortaleza y templanza que conduce a actuaciones realistas y equilibradas.

“Comienza a manifestarse la madurez cuando sentimos que nuestra preocupación es mayor por los demás que por nosotros mismos”
-Albert Einstein-
Más que por una definición en abstracto, la madurez o inmadurez se muestra a través de rasgos de comportamiento. Enseguida te hacemos una lista de cinco características que son propias de las personas emocionalmente inmaduras.

1. Las personas que son egocéntricas

Buena parte del proceso de maduración en las personas consiste en entender que el mundo no gira alrededor de ellas. El bebé no lo sabe. Por eso, pide comida a las 2 de la mañana y le tiene sin cuidado si esto afecta el sueño de sus padres. A medida que crece, aprende a reconocer que no siempre se obtiene todo lo que se desea, y que otras personas y sus necesidades también habitan el universo.
Madurar implica salir de la cárcel del yo. Significa perder esa ilusión que rodea la vida del bebé: basta con pedir para que una necesidad o un deseo sea satisfecho. Cuando poco a poco vamos renunciando a esa fantasía, también nos vamos haciendo conscientes de una hermosa posibilidad: la aventura de explorar el universo de los demás. Si todo sale bien, aprendemos a preservar el yo y a alcanzar el tú.

2. Dificultad para asumir compromisos

Una señal inequívoca de inmadurez en las personas es la dificultad para asumir compromisos. Al niño le cuesta renunciar a lo que quiere en ese momento para conseguir un objetivo mayor a largo plazo. Si le damos una golosina y le prometemos que si no se la come durante un tiempo le daremos otra, el deseo de comerse la que tiene en la mano se impondrá.
Con el proceso de maduración se va comprendiendo que los sacrificios y las restricciones son necesarios para alcanzar logros. Y que comprometerse con un objetivo, o con una persona, no es una limitación de la libertad, sino una condición para proyectarse mejor y a más largo plazo.

3. Tendencia a culpar a los demás

Los niños se asumen a sí mismos como seres dirigidos por otros, que no actúan a voluntad. En gran medida lo son, en tanto están en un proceso de formación y de inserción en la cultura. Mientras son pequeños, creen que el error debe llevar a la culpa. No les importa tanto el daño que hicieron, sino el castigo o la sanción que puedan imponerles.
Crecer es salir de ese estado de dulce irresponsabilidad. Madurar es ir entendiendo que somos los únicos responsables de lo que hacemos o dejamos de hacer. Aprender a reconocer los errores y sacar de ellos nuevos aprendizajes. Saber reparar los daños. Saber pedir perdón.

4. Establecer lazos de dependencia

Para las personas inmaduras, los demás son un medio y no un fin en sí mismos. Así, como medios que son, en su óptica, los necesitan. No necesitan a los demás porque los quieren, sino que los quieren porque los necesitan. De ahí que suelan construir lazos en los que hay fuertes dependencias.
chica-con-pez
Para poder establecer vínculos basados en la libertad, se requiere que haya autonomía. Sin embargo, las personas inmaduras no tienen claro el concepto de autonomía. A veces piensan que hacer su voluntad es un comportamiento autónomo. Pero a la hora de asumir las consecuencias de los actos, necesitan de los demás para que amortigüen, oculten o aligeren la responsabilidad.

5. Irresponsabilidad en el manejo del dinero

La impulsividad es uno de los rasgos más salientes de las personas inmaduras. Una impulsividad que se expresa muchas veces en la forma que tienen de administrar sus recursos, como el dinero. Así, con el fin de satisfacer sus deseos, y satisfacerlos ya, no tienen problema en comprar lo que no necesitan con el dinero que no tienen.
A veces se embarcan en aventuras financieras descabelladas. No evalúan con objetividad las inversiones y les cuesta proyectarse a medio y largo plazo. Por eso es frecuente que vivan endeudados, todo por satisfacer caprichos.
Hombre con dinero en su camisa
Todos estos rasgos de inmadurez no surgen o se mantienen por decisión consciente de las personas. Casi siempre obedecen a vacíos o grietas durante la crianzaTambién pueden ser una consecuencia de experiencias desafortunadas que les han impedido evolucionar. Si eres así, o conoces a alguien así, no se trata de que le señales. En realidad lo importante es tomar conciencia de que impulsar tu propio crecimiento puede conducirte a una vida mejor.
Tomado de: https://lamenteesmaravillosa.com/5-rasgos-las-personas-emocionalmente-inmaduras/

Video Educativo de PILAR SORDO